Campaña #YoTrabajoPositivo

CAEX se suma a la campaña #YoTrabajoPositivo para luchar contra la discriminación laboral por VIH

El Comité Ciudadano Anti-Sida de la Comunidad Extremeña (CAEX) se ha sumado a la campaña #YoTrabajoPositivo, impulsada por la coordinadora Trabajando en Positivo con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de erradicar la discriminación asociada al VIH en el ámbito laboral y dar a conocer los derechos de este colectivo en un ámbito imprescindible para el desarrollo humano y económico de cualquier sociedad.

Los avances médicos en torno al tratamiento del VIH han permitido notables mejoras en el estado de salud y en la esperanza de vida de las personas con el VIH, siendo actualmente similar a la de la población general. Por ello, en el ámbito laboral, el estado de salud de las personas con VIH no debería ser un impedimento para que éstas puedan realizar cualquier ocupación o puedan tener una vida profesional igual que cualquier otra. Además, no existe riesgo de transmisión del VIH en el lugar de trabajo, como lo constatan la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Sin embargo, diversos estudios e informes señalan que aproximadamente un tercio de la población española rechazaría compartir su espacio de trabajo con una persona con el VIH. La falta de información, los prejuicios y el estigma asociados a la infección están detrás de esta actitud discriminatoria que provoca que muchas personas vivan con miedo a que se conozca su diagnóstico, no sean contratadas o puedan perder su empleo.

Por este motivo, desde el 2016, Trabajando en Positivo, organización compuesta por 17 organizaciones, entre ellas el Comité Anti-Sida de Extremadura, lanza cada año la campaña #YoTrabajoPositivo Sin discriminación por VIH con el objetivo de luchar contra la discriminación laboral por VIH.

En este sentido, Santiago Pérez, presidente del CAEX, ha asegurado que “la mejor vacuna contra la discriminación laboral de la personas con VIH es la información” y ha recordado que “las personas con VIH no tienen la obligación de comunicar esta condición en su puesto de trabajo”. Pérez ha reivindicado que “el trabajo es un derecho fundamental recogido en el artículo 23 de la Declaración de los Derechos Humanos” y ha destacado que “las empresas tienen un papel fundamental para reducir la discriminación laboral hacia las personas con VIH y que pueden contribuir a su prevención a través de campañas de información y sensibilización de su personal”.