Lazo rojo en el Ayuntamiento de Cáceres

Un lazo rojo presidirá mañana la fachada del Ayuntamiento de Cáceres para conmemorar el Día Mundial de la Lucha contra el Sida

El Comité Antisida de Extremadura (CAEX) y el Ayuntamiento de Cáceres han conmemorado este lunes el Día Mundial de la Lucha contra el Sida a través de un acto institucional en el que han participado María José Pulido, concejala de Asuntos Sociales; Santiago Pérez, presidente del CAEX; así como representantes de la corporación municipal.

El acto, que este año con motivo de la COVID-19 ha tenido lugar en las escalinatas del consistorio y no ha contado con la participación de escolares como en ediciones anteriores, ha consistido en la lectura al aire libre de un manifiesto de apoyo a las personas que viven con VIH-Sida y sus familias. A continuación, los asistentes han desplegado un gran lazo rojo en las escaleras principales del ayuntamiento como símbolo de lucha contra esta enfermedad. Este lazo presidirá mañana 1 de diciembre, Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la fachada del consistorio, que además se iluminará de rojo durante la noche.

Este acto forma parte del programa de actividades organizadas por la Junta de Extremadura, el CAEX y otras entidades extremeñas con motivo del Día Mundial y que este año bajo el lema ‘En la prevención no hay excusas. #HayOpciones’ pretende ser “un llamamiento a la responsabilidad personal, pero sin olvidar que la prevención del VIH es una responsabilidad compartida”.

Durante su intervención en el acto, el presidente del CAEX, Santiago Pérez, ha recordado que “la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento son los tres pilares fundamentales sobre los que se desarrolla el trabajo en torno a la infección por VIH”. Pérez ha reconocido que “la pandemia de la COVID-19 está suponiendo un desafío inédito para los gobiernos de todo el mundo y la sociedad global”, pero ha pedido que “la respuesta a la actual epidemia no suponga un retroceso en los logros obtenidos en el ámbito del VIH-Sida”.

El presidente del CAEX ha mostrado su confianza en que “ahora que todos los ojos están puestos en la salud, el sistema sanitario y la atención médica, podamos aprovechar esta oportunidad y realizar cambios importantes para construir un sistema de salud más justo, basado en los derechos y orientado a las personas”. Ha asegurado que “frente a la nueva pandemia de la COVID se deben considerar los casi 40 años de historia del VIH y sus lecciones aprendidas” y ha recordado que “la respuesta al sida ha logrado avanzar en el derecho a la salud, la igualdad de género, los derechos humanos, el empleo y la protección social, aunque “aún queda mucho por conseguir”.

Por ello ha pedido “la implicación de todos” para que no se produzca “un retroceso en la respuesta frente al VIH y al Sida” ya que el objetivo propuesto de conseguir erradicar la infección por VIH para el año 2030 “es posible”, pero “hay que seguir trabajando”.